Entra en mi Face y pincha "me gusta"

domingo, 19 de octubre de 2014

Bioimágenes ¿Manifestación de entidades en la naturaleza?. Por Francisco López

El investigador en Psicoimágenes Francisco López, nos vuelve a sorprender con un estudio sobre la obtención de pareidolias en el caos de las hojas de los árboles. 
Con este experimento, Francisco quiere demostrar que cualquier grabación de una estructura que se comporte de forma caótica, puede engañar a nuestro cerebro y hacer ver caras donde no las hay.
Es una reflexión paralela y extrapolable a las psicoimágenes que el autor prefiere denominar "electroimágenes" para evitar ciertas connotaciones no demostrables por el propio significado de la palabra.




2 comentarios:

  1. Las llamadas pareidolias nos las podemos encontrar en multitud de ocasiones, reflejadas en multitud de superficies o combinación de materiales a poco que nos fijemos y ejercitamos en la mente en su búsqueda. El rostro humano es la imagen más fácil de localizar y distinguir aunque estuviera mezclada y combinada con otras de diferentes cosas también reconocibles y comparables.

    En la práctica habitual que se viene utilizando en la obtención de las llamadas psicoimágenes que, por harto conocidas no voy a repetir, no es de ahora, llevo casi desde el origen de estas prácticas opinando que la gran mayoría de ellas la interpretación que se hace obedece a este concepto, en el que el experimentador quiere ver más allá de lo que realmente la imagen le está ofreciendo: manchas claroscuras que interpreta según el universo de creencias de aquello en lo que quiere creer.

    Pero no todo es así... Y esa afirmación la hago en función de mi propia experiencia y resultados. Hace años que descubrí como estabilizar las imágenes que, surgiendo de un caos fluídico inicial forma contornos deterministas, obedeciendo a patrones matemático-fractales y que acaban, curiosamente, formado figuras reconocibles e interpretables, como si hubiese una intencionalidad de base en su formación.

    ¿Quiero decir con eso que estas imágenes tienen una procedencia sobrenatural, que procede de otros ámbitos de realidad, que "inteligencias" que no percibimos aprovechan estas prácticas como elemento vehicular para manifestarse?... No, señor, en absoluto. Sencillamente porque no tengo elementos de juicio fidedignos para hacer semejantes y temerarias afirmaciones. Sólo constato la realidad de un fenómeno curioso que presenta formas (no pareidólicas por su intrínseca y peculiar forma de reproducirse) que podrían ser cualquier cosa, por sugerente y atractivas que pareciesen, para conformarse en rostros como resolución más frecuente.

    Saludos
    Alfonso Galeano

    ResponderEliminar
  2. como ya he comentado el tema es interesante como para debatir su contenido. Gracioas por tu opinión.

    ResponderEliminar